miércoles, 24 de septiembre de 2008

apuntes desde una trinchera llena de balas.

me han devuelto 13.500 pensamientos muertos
o condenados a muerte,
eso significa más trabajo
seguramente alguna pregunta estúpida
alguna respuesta aun más estupida
más trabajo
significará hacer una nueva medición
del tiempo
de la temperatura
de los hongos
de los enanizantes
incluso de las poyas.

habrá que replantearse y cabalar
un nuevo comienzo
para llegar al mismo lugar

y será un camino más largo más absurdo
será un fallo que luego será castigo
sin que haya rosarios ni cuentas
con las que comprar el perdón

será una perdida de tiempo.

los locos se volveran más locos
y nosotros más locos que los locos

mientras el puto viejo rie y se fustiga
el jefe de ventas perfora su nariz
la gerente ansía un polvo,
todo confabulado en contra nuestra.

los semilleros alzan sus dedos rama
arañan los techos sombríos desesperados
por salir de alli,
atraviesan la niebla
abandonan las madres
sueñan con saltar el fango del rio.

13500.

no importa
creo que sacrificaremos un millón más
para dar ejemplo.





john ash, madrid 24 de septiembre del 2008

1 comentario:

David E. Alvarado dijo...

yo me volveré, entonces, más loco que los 'locos que se vuelven más locos que los locos'.

Un gran saludo y toda mi admiración para el autor de este poema.