viernes, 12 de junio de 2009

Pendiendo de cabeza

Pendiendo de cabeza
Rebotando en las paredes
Buscando sin memoria
llegan los sonidos citadinos confundiendo.
La piel bajo tu mejilla
se está volviendo tentadora,
pero un silbido me confunde
y comienzo a dar tumbos.

La melancolía envía su eco,
vamos ciegos, volando no tan alto.
Inmunes,
como un vampiro cargado de rabia.
deseosos de, como todos, ser alguien
sin querer herir,
intentando entibiarnos,
sin saber bien como.

Siento que se está dando en cada esquina
Un simple negocio del que no formo parte.
Y yo,
buscando siempre en campanarios
lejos de la luz
pendiendo de cabeza
esa cosa transparente que me aturda por la mañana
por la tarde,
por lo que quede
de este rumbo extraviado.

Ni ganacias, ni quebrantos
sombra acogedora,
Sol asesino.
Bocinas llegan de lejos,
Comunes los días todos, tendrás,
sordos,
como la tos, o un adoquín.
mudos,
como la boca de una criolla
que imita tu cintura algo lejos.

En todo caso,
has que sea dulce la caida,
ensaya tu mejor sonrisa
y entrégate a lo grave de esta atracción.
en todo caso ponele la ausencia notas,
renglones, frases,
pero no digas adiós,
el tiempo por vos dirá cuando.

El Poeta del Asfalto (Buenos Aires, mayo 2009)

Luego de muchos intentos infructuosos y de entender al fin en mi pobre inglés que debía permitir al Sr. Explorador que meta las cookies en donde más le plazca, retorno sin gloria y con canciones ajenas para amenizar luego de torturarlos con mis lecturas de los poemas.
El primero es un poco rocanrolero en castellano.


el segundo un poco psicodélico en inglés


y el tecero en portugués de esos como para mover el piecito


a... y un cuarto instrumental para los que no les viene nada bien.
Pueden largarse al bailecito, que no rompan nada, que Ash se fumó toda la plata.



pero ojo que en cualquier esquina reaparece El Poeta del Asfalto y sus poemas de la colección "Como asiento de bicicleta" (Fueron hechos para el culo)

1 comentario:

DeaR dijo...

Un look más "dark" en donde "el sol ya no es sol", me agrada.

El poema es muy a tu estilo (debe serlo ¿no?). Me gusta como cortas los versos a veces, hasta hacerlos caer en la frase siguiente. Bien.

La música, pues, jejeje ¡me sorprende!